09 noviembre 2008

MONTAÑAS QUE DEJAN HUELLA



































Hay montañas que dejan huella para toda la vida, pero sobre todo, dejan una recuerdo especial, las personas con las cuales has compartido la experiencia de ascender a ellas.
En esta entrada deseo recordar momentos de mis primeras grandes montañas.
En la primera foto con Jaume Llambias en la cima del Puigmal, en 1981, con nevada incluida la noche anterior a la ascensión, pasamos un frío tremendo en nuestra tienda canadiense,...
En la segunda foto con Carles Gel y Carlos en el Aneto, en 1984, coronar la cumbre de los Pirineos fue espectacular.
En la tercera con Pili , Frank y Mª José en el Pic de Pessons (Andorra), subida veraniega y baño en los lagos andorranos.
En la cuarta foto, en el Canigó (Francia), en pleno junio de 1996 con nieve, viento y frío.
Y en la última foto en la cima catalana de la Pica d´Estats en 1999 con Mª José, la persona con la que he compartido la mayoría de las ascensiones y recorridos por la montaña.
Disculpar la calidad de las fotos pero son escaneadas de fotos antiguas,...
Con los años vamos cambiando de imagen y de peso, pero las experiencia acumuladas y los momentos vividos en la montaña con los amigos son especiales , únicos y mágicos.
Gracias a todos por formar parte de nuestras vidas.










8 comentarios:

Culoinquieto dijo...

Cuando nos da por sacar la caja de zapatos llena de antiguas fotos nos damos cuenta de cuantos momentos especiales hemos vivido.
Canigó, Aneto, Pigmal, La Pica, vaya poker!. Y tienes más ilusión que el primer dia (eso lo digo y yo). Cambia de imagen, de peso, de color de pelo, pero tú no cambies nunca. Me ha emocionado ver a Fran y Pili.
Un abrazo

Amiga Atlántica dijo...

Preciosa entrada llena de cariño, buenos recuerdos y amigos.
Enhorabuena por haber llegado tan alto.
Un abrazo desde Vigo

Jaume Llambias dijo...

Que recuerdos!!!

Recuerdos imborrables de momentos mágicos que compartimos con toda la ilusión del mundo. Teníamos afan de aventura, necesidad de descubrir, saber que hay más alla....

Soy un privilegiado por haber tenido la oportunidad de haber vivido todos esos momentos, y seguir contando con tu amistad.

Un abrazo

Cristina dijo...

Increíble todo el camino que habeis recorrido. Cuanto cambio de look. Realmente el tiempo pasa y yo que os he conocido hace relativamente poco os veo cada día más guapos. Supongo que es la serenidad que aporta la experiencia. Yo he empezado tarde en ésto pero no pienso desperdiciar la mínima oportunidad para compartir momentos como esos con vosotros...aunque me cueste...

Un abrazo

JOSE ANTONIO dijo...

Culoinquieto:
Muy buenos recuerdos y momentos inolvidables nos traen ciertas fotos cuando les quitamos el polvo y dejamos que fluyan por los ríos de nuestra memoria.
Y sobre todo sin perder la ilusión.
Un abrazo.

Amiga atlántica:
Gracias por tu visita y tus palabras. La amistad es la más preciada cima que se puede ascender.
Un beso.

Jaume:
Hemos tenido muchas experiencias vividas juntos, en la montaña, viajando, VIVIENDO CADA MOMENTO.
Es un placer después de tantos años seguir contando con tu amistad.
Un abrazo, AMIGO.

JOSE ANTONIO dijo...

Cristina:
Es ya tenemos una edad,...por eso te llevamos un poco de ventaja, pero al ritmo que vas nos pillas rápido.
Gracias por los piropos.
Aunque, a veces nos cueste subir a la montaña, una vez arriba nos olvidamos de lo sufrido y la sensación de plenitud y libertad es tremenda, y si estas sensaciones las puedes compartir con más personas, es precioso.
Un abrazo con todo cariño.

juan paredes dijo...

eres un fenomeno, yo empeze tarde en esto de la montaña, pero tengo mis bonitos recuerdos, es maravilloso recordarlos, eres buena gente no cambies y sigue con lo que te gusta, un abrazo.

JOSE ANTONIO dijo...

Juan Paredes:
Gracias por tu visita y solo comentarte que nunca es tarde si tienes ilusión y ganas de disfrutar de la montaña.
Un abrazo.